jueves, 29 de abril de 2010

Al sol.

 Has llegado...


hace tiempo que te espero,
no importa
Has llegado...
No habrá reproches por tardanzas,
Censuras por demoras
Condenas por ausencias
Has llegado.


Ansiaba tu tacto en mi piel,
Sofocando mi rostro
Dorando mi pelo
Tiñendo mi tez
Has llegado...
Arroparás mi desnudez
anhelante de agasajo
carantoña y arrumaco.
Has llegado...


Bañaré en ti mi espíritus
enmohecido, anquilosado
atrofiado y paralizado.
Has llegado…
Se paciente, estoico, resignado
con este cuerpo amodorrado,
en parsimonia postergado
en fin...
... has llegado.

Eah! Ser malos que es más divertido

sábado, 24 de abril de 2010

¿Bipolar?


El mundo de la bioquímica y electroquímica con sus neuronas, biomolécula y demás componentes son para mi un camino tenebroso y desconocido al que si me tengo que enfrentar me provoca sudores fríos. Pero los que de verdad me tienen hablando sola por las esquinas son los neurotransmisores y sus desequilibrios electroquímicos porque ¡como no!, son los causantes de una enfermedad donde la tristeza y la alegría van de la mano denominada trastorno afectivo bipolar. Este es un desorden del estado de ánimo que nos hace oscilar entre la euforia desbordante y la depresión abismal.
Cuando mi curiosidad me lleva a investigar los síntomas, me entra un canguelo que ni te cuento ya que punteando uno tras otro me voy reconociendo en ellos y perdiendo el suelo bajo mis pies. Yo no soy muy aprensiva que digamos pero te juro que aquel psiquiatra que hablaba me estaba haciendo un retrato y no nos habían ni presentado. ¡No es posible!, así que para terminar de arreglarlo, me encamino a la persona que mejor me conoce no en vano, lleva casi 20 años aguantándome.
“Cari: ¿tu crees que soy bipolar?, soltando el mando de la playstation me mira como si acabara de descubrir la cuadratura del circulo y me dice: pues ahora que lo dices yo diría que…
No lo deje terminar, ¡ni de coña!.
Van Gogh, Miguel Angel, Leonardo da Vinci, Mozart, Virginia Woolf, Hemingway, Edgar Allan Poe, Tchaikovsky, Tim Burton, Francis Ford Coppola, Herman Hesse, Ted Turner, Sting, Peter Gabriel.
Esta claro que yo no pertenezco a este conjunto de génios que han padecido y padecen esta enfermedad, ¡ni hablar!. Pero entonces emergen en la lista nombre como Jim Carrey, Ben Stiller, Britney Spears y…
… ¡Oh cielos!...                               



                                          Eah! Ser malos que es más divertido.

martes, 20 de abril de 2010

Labios


Cuando paso mis dedos sobre ellos siento…
… es tan fina su epidermis que transparenta el color de mi sangre aunque difuminada a un rosado bermellón.
Tiene cien veces más terminaciones nerviosas que mis dedos y es sensibles a la temperatura de la brisa de mis suspiros, de mi voz.
Puerta de entrada de mi sustento y de salida de mis palabras. Albaceas de sensaciones y emociones, pórtico de sonrisas, fuente de inspiración de poemas y canciones.
Cálidas protuberancias sonrosadas, donde arribar sueños y enlazar pecados, donadores y receptores de besos.
Elementos estéticos y afectivos de compleja anatomía, articulador de consonantes, redondeadora de vocales y escondite de versos, de prosa impronunciable.
Mordaces, venenosos, carnosos, cancela a mis emociones, atrio de estas humildes elucubraciones.
                                       Eah! ser malosque es más divertido

viernes, 16 de abril de 2010

Me gusta el cine Chino

Me gusta el cine chino, si lo se, soy rarita, que le vamos hacer. Hace años descubrí por casualidad una de sus películas y quede enganchada a él. Saboreo una forma diferente de contar historias, que sirven de alimento a mis sentidos. Sus colores, su estética, su plasticidad, su sensualidad, en fin que me gustan..
Esto implica encontrar cierta resistencia de mi chico cuando ante la cartelera descubro alguna del género. En ocasiones hasta le gustan, “Tigre y Dragón y La Casa de Las Dagas Voladoras” fueron un buen salvoconducto al que agarrarme.
Lo malo es que no suelo leer las críticas, no me preocupo de saber de que va la historia antes de entrar al cine, así que me arriesgo, soy una osada.
Fue de esta guisa como aterrice ante “Ciudad de Vida y Muerte”, se apagaron las luces y…
… a los 20 minutos de película yo seguía sin saber quien era chino y quien japonés, para mi que eran todos iguales.
...25 minutos y caigo en que los desarrapados que no llevan cascos son los chinos. Ah! Vale ya lo pillo.
...Casi a los 30 minutos me doy cuenta que hay un protagonista japonés “Kadukawua”, el chino acaba de morir tendré que centrarme en otro.
Lo peor, a los 36 ya he sido testigo de todo un catalogo de muerte. Ósea, que esta no es una de mis películas coloristas, no, esta se centra en un episodio histórico llamado “La Masacre de Nakin” donde el ejercito imperial japonés cometió tantas barbaridades que aún en la actualidad es motivo de tensiones entre los dos paises.
Es la presentación oficial a los occidentales de otro escenario de la 2ª Guerra Mundial donde se recrean las similitudes entre japoneses y sus aliados los nazis.
Escalofriante y tremendamente dura, su blanco y negro refuerza el dramatismo acentuando una fotografía magnífica. Vuelvo a tropezar con una manera distinta de contar historias, no se centra en el dolor, no se centra en la muerte, no se centra en el amor, no llega a centrarse en nada concreto y si embargo flota en ella el trauma, la tristeza y el desasosiego. Hace brotar en mi el miedo, miedo al comprobar como la crueldad puede sublimarse y además ser cotidiana, que cualquiera después de ser un niño adorable puede convertirse en un monstruo abominable, atroz y vivir con ello sin una conciencia que les abuchee el espíritu. Tal vez y sólo tal vez, porque en estas circunstacias los seres humanos entierran sus almas en lugares tan profundos que ya son incapaces de reflotarlas.
                                                         Eah! ser malos pero menos...

lunes, 12 de abril de 2010

Miedo Escénico

Se me acelera el corazón y comienzo a sudar, al principio de forma lenta pero luego copiosamente, no se que me pasa, tengo ganas de salir corriendo, pero mi cuerpo no reacciona a las órdenes de mi cerebro.
Estoy paralizada, aterrada, asustada, turbada, impresionada, sorprendida…
El rubor se apodera de mi cara y un escalofrío recorre mi cuerpo. ¡Voy a vomitar!, seguro.
Mi mente se congestionada mientras un abismos se abre bajo mis pies, tiemblo.
Sólo estamos tu y yo. Yo con tanto que decir y tu con la paciencia infinita para escucharlo, yo con mis miedos y neuras y tu con la serenidad necesaria para sobrellevarlas.
Tu mi hoja en blanco, mi confidente, esa que nunca me falla, la que sabe quien soy mejor que nadie. Hoy dilatas mis pupilas, precipitas inquietudes, me provoca espanto. ¿Qué nos ha pasado?, ¿por qué lo fluido se ha estancado?...

                                             Eah! ser malos que es más divertido


miércoles, 7 de abril de 2010

Síndrome de Irritabilidad Masculina

Existen 424.000 resultados en Google si tecleamos “Síndromes Hormonales masculinos”, frente a los 163.000 que nos ofrece para el caso femenino. ¡Más del doble!; perpleja, me he quedado de una pieza.
Siempre había creído que las hormonas femeninas eran auténticas aficionadas a la perturbación y que residíamos durante más tiempo en zonas sísmicas emocionales que vosotros como hombres, ni siquiera llegabais a vislumbrar en el horizonte.
Tiemblan los cimientos de mi conocimiento, aún más cuando conozco al doctor Gerarld Lincoln, con él la percepción de mi abono mensual no es tan trágica.
Me explicaré, estoy suscrita mensualmente, como tantas, al llamado “Síndrome Premenstrual”, como hombre, es ahora cuando comenzarás tu huída despavorida. Pero no tan rápido amigo mío, déjame presentarte al invitado estelar. Este biólogo escocés al que llamaremos Gerardo para entendernos mejor nos ha mostrado al mundo femenino que los chicos también lloran, o lo que es lo mismo, que tenéis un equivalente al monstruo del “SPM” y lo llamó “Síndrome de irritabilidad Masculina”, o lo que es lo mismo "Síndrome del Pitufo Gruñón". No se yo si con este nombre se le puede tomar muy en serio.
Sus armas para la batalla en vuestro sistema no son otras que un cuadro de síntomas no muy diferente al mío osea: ansiedad, irritabilidad, cambios de humor repentinos, hipersensibilidad; vamos lo que mi chico llama "Los 4 jinetes del Apocalipsis".
La única diferencia entre nosotros es que ustedes no respondéis a un ciclo biológico sino que encontráis a este desagradable compañero en situaciones de estrés, depresión, o simplemente por edad.
¡Dios mío!, yo todos los meses tengo que ver como mi cuerpo se hincha como un globo, mis reservas energéticas bajan tanto que no hay surtido donde repostar y el sistema lagrimal esta activado en modo continuo, pero al menos estoy avisada, son las contraindicaciones que aparecen en los prospectos femeninos. Pero ustedes no tenéis un calendario de visita para tener preparado el té, no puedo ni imaginármelo.
Ya no os envidio, no, no, ahora empatizo con vosotros sabiendo que también tenéis “vuestros días”, tendré que comprar más clínex para compartir.
Ahora espero que cuando vuestras compañeras, madres, hermanas, hijas tengan las lágrimas en piloto automático y el humor subido al vagón de una montaña rusa, pararos a pensar que a vosotros también os pasa o os pasará, ¿quien entenderá mejor  dichotrance que una habitual?. Los sentimientos compartidos siempre son más llevaderos, ¿no creéis?...
                                           Eah! ser malos que es más divertido

viernes, 2 de abril de 2010

Una Mirada

Me has mirado y te he mirado,
un instante en el tiempo,
pasajero, duradero,
ese efímero momento
que dispara los sentidos de mi cuerpo.

Me has mirado y te he mirado
tu futuro, mi pasado
capturados en un trance, enredados
en un lapso pasajero.

Detenido el tiempo
no respiro, no razono, no comprendo
tu mirada, mi mirada
estallido en mil fragmentos
de moléculas de mi cuerpo que se disparan a tu cuerpo.

No respiro, sólo siento
tu mirada, mi mirada
espejismo traicionero,
quimera de instante que pudo haber sido
fuego.
 
Eah! ser malos que es más divertido

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails