miércoles, 29 de septiembre de 2010

Nuevo Premio , este es de Oro.

Me gusta escribir con pluma, emborronar el papel con su tinta, mirar el trazo sobre la hoja, oír el sonido que produce cuando se desliza y va sembrando de letras una superficie antes vacía que germinan en palabras como frutos con un sabor diferente al producido por un teclado, muy útil, pero menos mágico que una estilográfica.
Antes siempre llevaba una enganchada a un cuaderno de notas en mi bolso hasta un aciago día en que decidió suicidarse, no se muy bien si por verse relegada en su trabajo o por despecho hacia su dueña, se desangró manchando con su sabia vital el contenido de mi bolso. Ahora la utilizo en casa de tarde en tarde por el placer que me provoca su contacto.
Nunca las he tenido de oro…
…Hasta ahora, cuando unos ojos almendrados llegados del norte y conocedores “El valor de lo Esencial” me han regalado una cargada no con tinta, sino con Sangre literaria. Gracias amiga, la llevaré siempre conmigo.
Estaba       deseando utilizarla y lo primero que me ha exigido es que comparta con 12 amigos para que tengan el gusto de saborear esa sensación de euforia, así que sin más dilación The Winner is!:
- A Tuky y su blog “ Media mesa”
- A Marisa y su blog "El espejo de la Luna"
- A Marcos Alonso y su "tinta entre papeles"
- A Lemaki y su "Aventuras para mejorar el alma"
- José Joel Ríos y su Blog "Muriendo dentro de una Metáfora"
- A Mina y sus "Murmullos"
- A Manuel Maria Torres y su "Breviario"
- A Ceci y su letras "Entre líneas urbanas"
- Para sólo una mujer y su "Intimidad"
- Para Ico que es una "Profesora Chiflada"
Y por último, aunque es como el primero porque esto no tiene orden,
- A Oscuro y su "Oscura Sinceridad"
Flores, besos y abrazos y todas esas cositas que se llevan los premiados, ahora a escribir mucho con vuestras nuevas plumas
Ah! se me olvidaba también  hay un sello
Eah! ser malos que es más divertido

viernes, 24 de septiembre de 2010

Hoy hubo tormenta

Hoy he abierto los ojos con amenaza de tormenta,
el agua de la ducha no calienta, segrego mala leche envuelta en aloe vera.
Enumero santos apóstoles mientras seco mi melena que se enreda, se rebela,
me miro en el espejo y mis ojos no me encuentran, no hay palabras…
…solo ruido guturales, ¡cielos santo! no me hables.
Hoy amenaza tormenta, imparable.
La leche agria, el café amargo, los papeles, el teléfono, las llaves
tus prisas…
…labiales como amagos de sonrisas.
Y la tormenta enredada a mi alma que me ahoga, me entorpece,
se revela, se destapa, me desborda incontrolable desatando
truenos iracundos e irritantes, que me alteran y encabritan.
Equilibrio trastornado, ya está aquí se precipita…
…aguaceros, chubascos en trombas, rayos, relámpagos, chispas,
vendavales racheado, ventisca que azota se enmaraña, nubla mi vista.
Inspiro, espiro, 10 segundos…
…respiro, 10 segundos, los minutos de vinagre
y las horas de este día inacabable
desahogo, ¿alivio?.
Las nubes renuncian a mi horizonte que clarea, se despeja,
bailo atada a tus brazos, a tu calma, a tu sonrisa y mi día de perros…
…finaliza


         
Eah! ser malos que es más divertido

martes, 21 de septiembre de 2010

Un 31 sin bragas...

...Rojas.


Allí estaba yo con mis pies hundidos en una arena blanquísima, completamente vestida de blanco y 7 rosas níveas en mis manos, no tenía ni idea de que hacer con ellas. Las instrucciones decían:

1.- Cambia tus bragas rojas por unas blancas… 
...el resto de tu ropa también, no sólo el tanga, ¡que te tendrás que vestir con algo, no seas exhibicionista!

2.- Consigue 7 flores blancas.

3.- Dirígete a la playa más cercana y ofrécelas a la diosa Yemajá antes de las 12 de medianoche del 31 de diciembre. 

Y yo, como soy muy bien “mandá” con esto de las religiones, sobre todo la Umbanda, lo cumplí a raja tabla y me fui a Copacabana cuna de las fiestas de Reveillon.
Espectáculo apoteósico que si podemos no hay que perderse, donde, antes de las doce campanadas de final de año, no se preparan uvas para atragantarse, ¡nooo!, se ofrecen rituales a dicha diosa, creadora de los océanos, madre de todos los Orishas, para que el año nuevo llegue cargado de Paz , buena suerte y todas aquellas peticiones que quieras hacerle y ella claro, tenga a bien escuchar.
No era la playa que me pillaba más cerca pero si a la que seguro, seguro la diosa acudiría, ya que más de millón y medio de personas se reúnen allí todos los años por esas fechas y son muchos gritando así que digo yo se les oirá mejor. 
Unos van atraídos por las toneladas de fuegos artificiales que se lanzan desde barcazas en el mar, otros por los conciertos en los distintos escenarios distribuidos por su arena, algunos por los rituales a la madre de los mares o quizá simplemente por las ganas de juerga, pero tanta energía junta es digna de sentirse.
Así que allí estaba yo, como os decía, sin saber muy bien que hacer. Me acerque a la orilla y fui soltando flores una tras otra como poseída por algo, algo que embriagaba mi ser. Puede que fuera el champán con el que nos acababan de bautizar los amables lugareños como nuevos cariocas adoptivos, tal vez fuera la mística del momento... 
¡¡Naaa!!, fijo que fue el champán ya que no recuerdo exactamente lo que le pedí a la diosa y el 2005 no trajo la paz mundial. 
Ale! Viaje que el placer está en contarlo.

sábado, 18 de septiembre de 2010

jueves, 16 de septiembre de 2010

La ruta del Premio Bloguero

Por favor hablar bajito que la cabeza me da vueltas. ¡Mis gafas de sol!, ¿alguien las ha visto?, las necesito, ¿y los zapatos?, ¿donde los he dejado?...
Tengo una resaca que no puedo con ella, si es que no paro de celebrar. La ruta del “bakalao” se ha quedado corta con la que he hecho yo este mes y que estoy pensando seriamente en patentar, la he llamado “la ruta del premio bloguero”, os cuento:
Todo empezó cuando pase por la casa
porteriaNela
 de mi amiga Nela y allí entre chismorreo y vinito dulce comenzó la fiesta, ella tenía guardado para mi un Premio Pluma.
Me hizo tanta ilusión que fui incapaz de contarle porque me sudaban los ojos. Imagínaros una disléxica como yo, que tiene que leer varias veces y corregir más, premiada por sus letras.
Un paquete de pañuelos menos y unos cuantos vinos de más y  nos quisimos poner guapas para celebrar. Pedimos consejo en el Rincón de la Reina donde su dueña, elegante por naturaleza, una vez terminada las sugerencias de estilo me nombró reina bloguera. Yo me reía en exceso sin saber muy bien el motivo.
 Con la corona en mi cabeza y contentilla por los efluvios me fui a buscar a la La Voz que andaba dormida en su Hacendilla, ella pronto se puso al día con unos vinitos y se apuntó a la ruta dándome otro reconocimiento del día bloguero.
    


Perdida la cuenta de galardones me presenté a las puertas de la niña del sur, quien sacando un vino fresquito con camarones se unió a la fiesta. Salí de allí con su paraguas, más para mantener el equilibrio que para no mojarme porque Calcita , me llenó una maleta de dulces condecoraciones.
Con tan buenas vibraciones nos fuimos a la costa, allí estaba la marcha final. Un Ángel rojo nos invitó a unas copas y terminamos envueltos en un Mar de sensaciones. y con una nueva corona. Puri se reía, el vinito ya había hecho, o las coronas me quedaban fatal y como sabe El valor de lo Esencial se quito la suya y me regaló otra más, así que volví a ser reina por otro día.
Resumiendo y para no aburrir, ahora soy la reina, con resaca pero reina, y mi primer mandato es repartir entre todos los que seguis a esta loca con corona los galardones aqui expuestos,  así que os los dejo  para que tengais donde elegir,  son todos más vuestros que míos, os lo mereceis por estar siempre siempre  ahí.
Me voy por un Alka-Seltzer, que ya hablo como si el cargo se me haya subido a la real cabeza, creo que es lo mejor para estos, ¡ah se me olvidaba!, y si alguien encuentra mis zapatos por favor que me los de. 
Eah! ser malos que es más divertido

domingo, 12 de septiembre de 2010

Etiquetas Escarlatas.

Miles de etiquetas decoran mi vida, unas cargadas de razón otras, simples mentiras. Bocas traicioneras arrojaron su veneno a vientos galopantes y me hicieron su cautiva durante algunos años algo delirantes.
De esta forma he sido: niña mala, rubia tonta, meretriz o aventurera. Toxicómana, viciosa, libertina, sensual obscena. He pasado por amante, estafadora carterista, roja atea, revolucionaria casquivana, ladrona o quimera...
Las he ido coleccionando en clasificaciones heterogéneas. Ellas, se aferraban firmente a mi cuerpo magullado. Tras aquellos primeros impactos pasaba   temporadas enteras, descosiendo lentamente y con paciencia los zurcidos de aquel hilo de calumnias que las unía a mi piel, como bandos o proclamas hacedores de un fantasma que tanto distaban de mi verdadero ser.
El tiempo, la experiencia y muchas primaveras han provocado en mi alma las cicatrices necesarias para que ya no se adhieran y me han convertido en mujer inclasificable, indómita, incluso serena, Enamorada de la vida, de mi amante, de mi amigo de mi amiga, mi esposo, mi señora, mi compañero, mi colega o, todo aquel que simplemente, me quiera…
Hace tiempo que vacíe cajones de precintos que me ahogaban, ya no colecciono prejuicios o suspicacias, ni presto atención a convencionalismos en los que no encajo, ni me encajan.
Ahora sigo mi senda sin juzgar o sentenciar que para poner letras escarlatas siempre habrá alguien en nuestro camino carente de toda honestidad.
Eah! ser malos que es más divertido

martes, 7 de septiembre de 2010

Napoleón y las sardinas en conserva.

Napoleón lo tuvo clarísimo en el momento que le llegaron las noticias de la campaña rusa. Una hambruna diezmaba sus tropas, porque a tan lejanas latitudes, la intendencia alimentaria se convertía en un problema a resolver. Debía poner remedio ipso facto empecinado como estaba, en conquistar el mundo a golpe de ejercito invasor. Necesitaba alimentar a sus soldados en territorios tan lejanos ya que la guía Michelin no recomendaba ningún restaurantes de carretera con menús baratitos para tanta gente.
El emperador se dispuso a resolver sus problemas de abastecimiento y se le ocurrió convocar un concurso: “Madames y mesieses”, que decía,pagaré 12.000 francos y otorgaré el titulo de benefactor de la humanidad a aquel que me diga como dar de comer a mis chicos sin que se inflen a roquefort, que es lo único podrido que está bueno y además es caro ”.
Los franceses, que son muy suyos en esto de la comida, no les gustó saber que sus chavales se echaban a la boca cualquier cosa y como no tenían un Ferran Adrià para prepararles una espuma de ensaladilla rusa aderezada con suspiros de polvoron, se pusieron manos a la obra.
El ganador fue el maestro confitero, francés por supuesto, Nicolas FranÇois Appert quien ideó el primer método de preservación hermética de los alimentos. Los metía en botellas, las tapadas y luego las hervía.
¡ Listo el condenado, aunque… el mérito estaba meter la comida por el cuello de una botella sin hacerla puré primero…, ¡ah perdón! que eran botes, ¡claro!.
Ganó el concurso y abrió la primera fábrica de conservas del mundo. Pero a Napoleón esto no le funcionó como él esperaba porque las botellas eran, en términos militares inoperantes,  ¡que se rompían vamos!.
En 1810 entra en escena un inglés llamado Peter Duran quien se fue derechito a la casa de patentes, por si las moscas, e inscribió su idea. Utilizaría latas revestidas de estaño en lugar de botes de cristal y claro, al emperador se le pusieron los dientes largos, largos pero, pensó..., “como voy a dominar Europa que más da, utilizaremos su invento que ese Peter pronto será Pierre”. El pobre ni se imaginaba que 5 años más tarde los ingleses le darían “pal pelo” en Waterloo, que digo yo que: este desaguisado de batalla debió ser culpa del abrelatas, inventito en el que ni Napoleón ni Peter pensaron. Tardó en presentarse ante la humanidad nada menos que 45 años, hasta entonces los pobres soldados debieron recurrir a métodos mas expeditivos para poder abrir las dichosas latitas tales como: clavarles la bayoneta, golpearlas con un martillo y cincel, o, liarse a pedradas con ella. Va a ser por eso que llegaron a la batalla tan cansados los francesitos.
Entre tanto uno de los nuestros llamado José Colin pensó en la rentabilidad del sistema de envasado mientras se comía unas sardinas del cantábrico que estaban de vicio y claro está, monto una fábrica en Nantes 1820 donde se dedicó a envasarlas fritas, luego las conservó en aceite y donó a la posteridad un estilo de conservas, “estilo Nantes”,muy original por cierto.
Analizaliso este hito transcendental para la sociedad, mientras abro una lata de callos con garbanzos que odio cocinar y comer pero sacian el paladar de mi chico cuando mi tiempo es escaso esto me suena mucho... "saben aquel que..."
Eah! ser malos que es más divertido

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Septimus, Septem, Septiembre.

Con distintos nombres te llaman pero no necesitas reclamo, llegas siempre en tu momento con paso firme y sereno. Tu que antes fuiste séptimo y ahora te has convertido en noveno. Virgo y libra te escoltan, tierra y agua te marcan, la vendimia perfuma tu lapso, el zafiro engalana tu tiempo.
Otoño del norte, primavera del sur, evocas en mi sensaciones con olores a recuerdo.
Aroma a libros nuevos, a telas de uniforme, calabazas cocinadas en exámenes redentores. Salvaciones que conceden billetes a itinerarios nuevos.
Alusiones a comienzos, de propósitos más reales, más presentes que los olvidados en Febrero.
Ilusiones renovadas en tiempos de hojas tostadas que tímidamente comienza huida hacia ciclos venideros.
Reencuentro con trabajo, amigos y el sueño; de madrugones lozanos renovados e impuestos.
Tiempo de vayas, uvas con queso, que rememoran el sabor de los últimos besos, guardados en cajones del verano ya casi muerto.
Aunque te pinten con colores de tristeza y melancólicas tonalidades, aquellas que generan síndromes postvacacionales, en tu seno albergas rojos, bermellones, amarillos, naranjas y ocre que me susurran un comienzo.
Eah! ser malos que es más divertido

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails