lunes, 31 de diciembre de 2012

Y para el 2013 quiero: ¡SENSACIONES!


Me gusta la impresión que recoge mi cuerpo de todo lo que lo rodea; no importa cual sea el vehículo o proceso fisiológico que las traiga hasta mi, ni el sentido o estimulo encargado de hacer llegar la experiencia. Lo que realmente me gusta es experimentar, percibir cada una de las sensaciones que desencadenan, notar esa cadena sintomática emocional que siempre trae consigo un vestigio, rastros que serán señales constitutivas de nuestras travesía por la vida.
Por ello, aunque no me gusten los balances y los cómputos en estos momentos en que se retira elegantemente el bisiesto 2012 ajado, desgastado, agotado y da paso a un novato aprendiz 2013; sin quererlo, entro mi, en esa parte donde revolotean mariposeando palpitantes la cosecha de sensaciones de un año que termina.Paso lista a todo aquello que me ha hecho probar y saborear. 
Como catadora aventajada descubro fácilmente los buenos y malos momentos, no voy a perder demasiado tiempo en estos últimos, no los quiero volver a degustar desgraciadamente se... 
...que se repetirán. 
Espero esta vez me encuentren con mas experiencia para que su sabor acre, áspero y acidulado no me sorprenda y me provoque arcadas eméticas purgantes que hagan estremecer mi alma.
Para olvidar su sabor tengo cosechas mejores encargadas de anular el gusto bilioso dejado en mis papilas gustativas. Ellos, ellos serán también los encargados de librarme de los hedores olfativos y chirridos mal sonantes percibidos por mis orejas. 
En mi piel encontré el rastro de la cantidad de veces que se erizo mi vello, emocionada, conmovida, impresionada, inquieta y afectada ante lo que me ocurría a mi alrededor y mis ojos me mostraron todas las miles de imágenes que han captado.    
Voy colocando lentamente en los estantes de mis recuerdos, ordenando y clasificando con el mimo que se merecen cada una de esas sensaciones. Hago hueco se que, aunque cada vez soy mas veterana y camino peligrosamente rápido hacia las casillas de la senectud, me queda mucho por recibir, y sobretodo por SENTIR...
Levanto mi copa para brindar contigo por la cosecha del próximo año,  esperemos poder catalogarla como buena que con los tiempos que corren ya me daré por satisfecha.
¡FELIZ AÑO COMPAÑEROS! 
y sigamos siendo malos que comprobado en carne propia... 
...es mucho más divertido.

Estoy sin cobertura que me permita pasarme por todos  vuestros blogs . Pido disculpas y en cuanto llegue a tierras conectadas allende los mares volveré a dar la lata. 
Esto es una amenaza en toda regla.. 

martes, 11 de diciembre de 2012

No soy una Chica Jou, Jou, Jou pero si... un Almendrito

Los que habéis tenido la inmensa suerte de leerme desde hace tiempo sabéis que no soy una “chica Juo, Juo, Juo”, los que no...
...¿A que estáis esperando para poneos al día? ¡Venga tira, infórmate! Aquí y Aquí  
Decía que llegan estas fechas y comienza mi guerra con el Gordo de rojo. 
El siempre ataca primero pero a traició. Comienza sutilmente y bajito con melodías zambombeñas que va emitiendo en todos los hilos musicales de cualquier establecimiento por el que voy pasando, no me doy cuenta hasta que uno de mis pies sigue el ritmo de los peces bebiendo hasta hartarse en el río y el otro me pregunta si podemos unirnos a la juerga.
Es justo ahí cuando caigo en que el Rollizo Encarnado ha comenzado una nueva batalla y me digo, ¡a no, este año no puedes conmigo!...
La verdad es que no se muy bien cuando empezó este conflicto, bueno si para que voy a mentir, lo recuerdo perfectamente esto no es otra cosa que un trauma vengativo producto de una mala entrega por su parte en mi más tierna infancia. 
Traducido: yo quería un tractor y un camión Caterpillar y el me trajo una muñeca princesa, ¡jamás se lo perdonaré!
Pasó años queriendo congraciarse conmigo sin conseguirlo, yo me vengué uniéndome al bando de los Reyes Magos y eso no me lo perdonó así que ahora me ataca vilmente año tras año sin compasión con villancicos, espumillones, angelitos, estrellitas y su arma más letal: los dulces navideños. El muy...
Tristemente se que es una batalla que siempre termino perdiendo porque el muy tramposo conoce si puntos débiles mejor que yo y siempre juega sucio. Al final por mucho que me resista termina por convertirme en lo que yo más odio: un tópico navideño. 
Eso duele porque a estas alturas de mi vida aunque ya haga tiempo que he descubierto que no soy única, bueno puedo llegar a ser peculiar pero, la carrera por la excelencia y la inimitabilidad, la he abandonado irremediablemente. 
Esto la verdad, es que no me importa mucho porque en el fondo soy algo tímida. ¡No te rías! lo soy...
...Bueeeeno más bien lo fui, claro que la edad se ha encargado de desgastar mi vergüenza y hacer que la perdiera por esos caminos que nos hacen recorrer los años. 
Lo que no me gusta un pelo es ser un tópico con patas y menos navideño, pero para mi desgracia desde los años 80 en que se popularizó la campaña navideña por excelencia de este país de Turrones el Almendro y el día en que abandoné el nido para irme a estudiar fuera me convertí en uno. 
Lo confieso soy un almendrito y lo peor de todo es que me gusta aunque eso debilita mi estrategias y fuerzas de combate frente al Rechoncho Carmesí ya que, el día que pillo el avión para volver a casa por Navidad siempre, siempre se harta de reír con esa risa insoportable que me hace desear que la vejez me otorgue una sordera selectiva para dejar de escucharlo pero el, se ríe más porque sabe, que nuevamente, me ha vencido.


Eah! ser malos que es más divertido

jueves, 29 de noviembre de 2012

De Cadenas, Whassap averiados y escarnios públicos


No me gusta la palabra cadena, no tengo muy claro cual es la razón pero no me gusta, ni sus significados más dulces terminan de entrar en mi.Así que cuando se comenzaron a popularizar la sucesión de mensajes en los correos electrónicos huí de ellos como alma que lleva el diablo en dirección contraria. 
Jamás de los jamases he entrado a participar y las he considerado muy propias de una ignorancia digital en la que solemos caer con mucha facilidad ya que son muy listas. Recurren a un abanico variado de estrategias para atraparnos que van desde el sentimentalismo, los miedos atávicos a la muerte propios de la raza, las supersticiones y como no, el arma más potente, nuestra economía y eso, eso amigos míos, es lo mas sagrado tal y como esta el panorama. 
Así que tras renegar de ellas durante años, explicar y razonar con muchos sobre el tema, ayer una extraña fuerza maligna y sigilosa se apoderó de mi como un veneno inoculado que me transformo en otra. Si, si lo confieso públicamente como flagelo y escarnio: ¡HE CAÍDO! 
Yo adalid de la resistencia, bastión, trinchera y abanderada de la lucha contra ellas al final he sido arrastrada al lado del enemigo y engrosado las listas de incautos que le dan a la tecla de reenviar.
Os cuento lo sucedido: 
Tras unas horas de crueldad insoportable para la humanidad y para el universo según algunos periódicos digitales. Lo que explicaría porque Jupiter se dejo ver ayer al lado de la Luna, no fue un fenómeno astrológico, no, no. Los jupiterianos al comprobar que sus contactos del Whassap habían cambiado su frase personal de estado por un «Error: status unavailable» pusieron rumbo a la tierra para saber que estaba sucediendo. 
Para mi desgraciada debo confesar que yo no me había ni enterado de la caída de este sistema de comunicación hasta que me sonó la campanita de aviso y uno de mis contactos me comunicó lo sucedido. Fue entonces cuando se desencadenó la desgracia me entraron tres mensajes de distintos contactos en los que amenazaban mi ajado bolsillo. 
No se exactamente cual fue la causa, si los sudores fríos que recorrieron mi cuerpo al imaginar otra compañía colocando una vía intravenosa para exprimirme por su servicio; el tembleque de mis dedos producidos por el trauma, o tal vez simplemente la torpe que habita en mi; pero, al querer eliminar dicho mesajito lo que sucedió fue que se lo reenvíe a todos y cada unos de los contactos de mi “Ipone” y pensé: ¡Tierra trágame!
Desde entonces y hasta ahora mi teléfono no ha parado, unos se han apiadado de mi y me han enviado sustitutos interesantes creyéndome una adicta al Whassapeo, otros, ¡piadosos ellos!, me han comunicando educadamente mi ignorancia recalcándome que es un bulo. Pero los mejores, los mejores han sido esos que me estaban esperando desde hace tiempo, esos con los que pasado un rato muy divertido con el choteo y cachondeito que ha montado mi costa. 
Así que a todos ellos, ¡GRACIAS! por la información y por las risas y que sepáis que hasta a las más finas siempre hay un día en que se les escapa un pedo. 
Eah! ser malos que es más divertido
...y yo lo acepto

sábado, 17 de noviembre de 2012

Ahora


Ahora, 

Que mi selvática melena comienza a tornar en landas espetarías 
Que mis ojos se engalanan con perniles de gallo tras las risas 
Que mis labios perseveran en su empeño por convertirse en pasas 
Que mi cuello camufla y desdibuja el camino lujurioso hacia mi escote
ahora...

Ahora
Que mis muslos son los frutos de antiguos azahares 
Que mis caderas danzan invisibles a ciertas miradas 
Que mi cintura acumula sobremesas de vino y viandas 
Que mi estomago se disfraza y abandona antiguas voluptuosidades 
ahora... 

Ahora
Que mis manos acumulan caricias avezadas 
Que mi piel almacena sensaciones saboreadas
Que mis pasos destilan experiencias trompicadas 
Que soy consciente de mi obsolescencia programada 
es ahora si,
ahora
cuando más ganas tengo de ti...

...Vida.

Eah! ser malos que es más divertido

viernes, 2 de noviembre de 2012

Noche de difuntos, en Nuestros cementerios


 -¡Mira que te lo dije! y eso que no me gusta repetirlo pero: ¡TE LO DIJE! y tu, erre que erre. ¡Pero si nosotros somos muertos españoles!, que lo nuestro es salir el día dos de noviembre para oír rezos y ver procesiones. Si me pones, como mucho, algún susto a los despistados nocturnos que se acercan a la tapia y claro, la Santa Compaña esa, aunque por aquí no se estila mucho será que nos da mucha pereza eso de ir anunciando.

Yo no te obligue a que salieras a buscarme!, te dije que me iba solo para que no te quedaras intranquilo al no verme esta noche en la partida de póquer.

 -¿Pero que se te ha perdido a ti en esas fiestas? 

 -Es que llevo años escuchando a la Mary esa y ya me moría de envidia. 

-¿Que Mary?

-La del nicho 25 en la zona de los guiris, esa que va contando como en los “Hollowenes” esos se lo pasa tan bien en las fiestas porque nadie se da cuenta de que está muerta.

-Pero si apesta y ya no le queda carne ¿como no se van a dar cuenta? 
  
-Es que a esas fiestas van disfrazados para dar miedo.

-Pues yo esta noche no he visto eso

- !Que vas a ver, si no has querido alejarte de los alrededores!, así, no hemos podido llegar a ningún sitio con marcha. Fíjate que hasta la seña Engracia la de la tumba en el suelo...

- ¿Quien?...

- Chocheas ya pierdes hasta la memoria... 
La señá Engracia, si hombre, esa que no se sabe ni el tiempo que lleva aquí, la de la tumba en el suelo, a la que le faltan unos cuantos huesos que se han llevado los perros...

-¡No chocheo llevo muchos años muerto nada más!; y no me grites que habré perdido las orejas pero no el oído. 
Ya se a quien te refieres.

- Pues fíjate que hasta ella se lo ha pasado en grande bailando hasta el amanecer con un chaval de 20 años. Pero tu con tu manía de no alejarte y llamarme a gritos no me has dejado catar vivo alguno; ¡con las ganas que yo tenía!.

- Y, ¿para que quieres catar vivos tu?

- No se, por ampliar el paladar.

- Pues al final yo llevaba razón; ¡fíjate, fíjate lo que me ha pasado!, ha sido salir unos minutos del cementerio y ¡Zas!, me han embargado el nicho.

-Pero eso no ha sido culpa de mi salida por Halllowen, eso ha sido culpa de tu adorada viuda que no paga y claro...

-¡A mi Clara ni mentarla eh!, que en todos los años que llevo aquí no me ha faltado una roza para mi aniversario, o un clavel para el de nuestra boda y en Todos Los Santos, siempre he sido el nicho más envidiado. Esto es culpa de la crisis esa de la que tanto se habla en los corrillos de los nichos del periódico.

-Si claro, será la crisis.

-Lo que no se es que voy hacer ahora.

-¡Venga tonto! no te preocupes que ya que no cate vivo, ¡tráete tus huesos a mi tumba! que Clara no se va enterar y luego si te apetece nos unimos al grupo de zombies de “Stop Desahucios en los cementerios".

Eah! ser malos que es más divertido

viernes, 26 de octubre de 2012

Ya toca sexo ¿no?


Como tengo los plomos creativos algo fundidos me he dedicado a lo que mejor se me da, a eso en lo que soy una auténtica maestra, experta  avezada y tremendamente competente. Seguro que si existiera un Novel en la materia mi nombre encabezaría la lista para ganarlo pero, contando con mi suerte y este mal karma mío, me lo robaría algún Koala australiano reencarnado en indio, experto en meditación abstractiva en posición horizontal y que en mi caso todo el mundo lo llaman simplemente, vagancia.
Mientras holgazaneaba he hecho cosas tan peregrinas como ver cuantos días lleva abierto este blog, si, si, aunque parezca mentira lo he hecho, he sumado y restado y luego cuadrado los días y me ha dado un total 990, cerquita de los mil. Además ya puestos, he repasando los temas tratados y curiosamente en todo este periodo no he hablado de sexo. Increíble una relación tan larga y aún no hemos abordado el asunto.  
¡Creo sinceramente que ya estamos preparados!, así que empecemos con lo más básico, esa cuestión que ha hecho correr ríos de tinta y que seguro ha llenado muchas horas de debates tanto vuestras como mías. 
¿El tamaño importa
Si yo fuera Elena Francis respondería aquello que muchos tenéis en la punta de la lengua: “¡Lo importante no es la cantidad sino la calidad!”. 
Pero, amigos míos, un estudio reciente de la Sociedad Española de Andrología; (Andrología por si como yo estás pez, es esa parte de la medicina encargada del estudio, la exploración y la investigación de las funciones sexuales y reproductivas masculinas, ósea, Marte para mi); como te decía, este estudio demuestra que si importa y mucho. 
Los afamados investigadores, se han puesto manos a la obra y han medido la hombría española. En este punto me asalta la duda sobre el método empleado para tal fin, me planteo si han salido por las calles de España metro en mano midiendo el “periscopio” de todo aquel con el que se topaban o han puesto un anuncio en el periódico para que se presentaran voluntarios. Quizás crearon una pagina en Facebook y un Hashtag en Twitter  pidiendo que colgaran allí las medidas, claro que esto nos daría como resultado un porcentaje muy pero que muy alto de alarde fatochero tipo #30cmEnReposo. 
Volviendo al estudio, los datos sitúan las medidas de los españoles en 13,58 centímetros de largo por 3,82 de diámetro, calibradas en su punto álgido ósea, en erección, queda descartado claramente el método callejero
Los datos están muy alejados de los de los 34,3 del señor Jonah Falcon que a sus 41 años fue detenido en el aeropuerto de San Francisco porque quiso pasar los controles de seguridad y los guardias sorprendidos por el bulto que el hombre tenía entre las piernas, pensaron que era un arma, pero no, mire usted, no lo era. Me hubiera encantado estar detrás en la cola de embarque, ¡menudo momentazo! Desgraciadamente para las españolas la media de nuestros muchachos nunca se enfrentará con esta situación pero tranquilas chicas que ellos, están dentro de la normalidad y si dejamos al margen las fanfarronerías y los alardes de virilidad 100% pata negra de muchos de nuestros chavalotes, nos encontramos que solo 5 de cada 1000, ¡mástiles!, superan los 20 centímetros; esto explicaría sin duda el éxito del “Jes Extender”. Pero para vuestra y, por supuesto,  nuestra tranquilidad, solo un 3% de los españoles poseen un micro pene, ósea 7,1cm en máxima extensión.
Llegados a este punto chicos quiero comentar solo una cosita: ¡el tamaño si importa si no sois capaces de mantener un ritmo y una penetración adecuada! porque, en los primeros 5cm de nuestras vaginas se encuentra la zona más sensibles y con maña y una buena técnica se pueden hacer maravillas y en realidad para que conste... 
              ...¡no somos tan complicadas!. 
Eah! ser malos que es más divertido

lunes, 15 de octubre de 2012

De bloqueos mentales y musas ocupadas


Aunque no lo parezca sigo por aquí, no me han secuestrado ni he desaparecido en un universo paralelo. Tampoco he sido abducida por seres extraterrestres uniojos y paticortos tipo gambas para extraerme la esencia de mi extraordinario ser e inocularla en una especie superior y nueva; ¡nop!
No me he quedado muda, (ya quisieran muchos), ni manca, ni siquiera tengo los dedos en huelga tecleril. 
Mi silencio es producto de algo tan vulgar y corriente como un bloqueo, eso que el diccionario define como: una incapacidad transitoria del individuo para reaccionar ante una situación determinada o o un aislamiento, y yo lo llamo simplemente “¡PUTADA!”. 
Porque, no me diréis que no es una auténtica putada que te sientes ante el ordenador, la cuartilla, o el papiro, con la idea de escribir algo y ¡Zas!, en blanco, nada, niente, nichts, nothing. 
¡Hombre no hay derecho!, yo no pido que las musas me susurren “Historia de dos ciudades, o Cien años de soledad” esas me las leo yo solita que para algo aprendí. Yo soy menos ambiciosa y solo quiero que las descastadas hijas de Zeus vengan de vez en cuando a tomar un cafelito conmigo y que así como quien no quiere la cosa me cuenten algún chisme de Tracia o los cotilleos del Olimpo que luego yo ya me las arreglo, pero ellas ni caso. 
Caliope dice que está muy ocupada dando clases particulares de elocuencia y poesía épica porque con esto de la crisis no llega a fin de mes; Euterpe ha aumentado los días de gira para sus conciertos; Terpsícore ha montado una escuela de danza. Talia y Melpomene han pedido un crédito para su escuela de interpretación y están liadísimas con el papeleo y Eurania se ha convertido en asesora de la Nasa y claro ya no se codea con insignificantes mironas estelares, la muy...
Así que aquí me tienes desesperada encomendándome al santo más entendido en el tema, San Google y descubriendo que sorprendentemente no soy única yo que me consideraba única, ¡ala pues no, del montón!,  o más bien del montonazo que padece esta mal tan común y corriente como el resfriado. Afecta a todo quisque ya sean escritores consagrados como simples aspirantes. 
En fin que llegados a este punto tendré que hacerle por fin caso a mi madre y mantener la boca, ¡BIEN CERRADA!

Eah! se malos que es más divertido

domingo, 30 de septiembre de 2012

Retorno a la Cotidianidad


Vuelvo a casa para retomar mi vida y esta me recibe con la habitual cotidianidad colgada en la percha de la entrada, justo donde la dejé aparcada con la nostalgia familiar que comúnmente me engalana.  
En mi ausencia el otoño se ha colado en la panorámica de mis ventanas adornando sus cristales con gotas de primeras lluvias. 
No me importa, he recargado las alforjas de mi alma para afrontar el nuevo ciclo que coloreará paisajes de ocres rojos, sil tostado, amarillento; volará las hojas y enfriará el tiempo.
Traigo de reserva: 
Achuchones de cariño; mimos maternales en conserva; botes de besos tiernos, cariñosos, efusivos y mimosos. Latas con lágrimas de llanto nuevo; un puñado de carcajadas; montones de sonrisas; tres racimos de caricias y un manojo de suspiros. 
Una talega con recuerdos frescos y otra de añejos para degustar en tardes de añoranza cuando mi corazón palpite al son que le marca la morriña... 
...de una horita menos.

Eah! ser malos que es mas divertido

Me pongo lentamente al día.
Se que os debo muchas visitas 
pido disculpas.

lunes, 17 de septiembre de 2012

La tacaña que habita en mi no vuela con Ryanair


He pasado mucho tiempo de mi vida viajando. Me he desplazado en coches, trenes, barcos, aviones, globo, (si en singular, “¡una y no mas Santo Tomás!”). 
Creo que he probado todos los medios de locomoción existentes, bueno casi todos, aún me faltan los transbordadores espaciales y los submarinos atómicos, pero conociéndome todo se andará.
No se exactamente a que es debido esta movilidad mía, tal vez sea que tiendo a huir y reinventarme muy a menudo, o simplemente que soy lo que llaman “un culo de mal asiento”, no lo sé. 
Desde pequeña he vivido haciendo el equipaje y eso me ha convertido en una experta estibadora. Se hacer maletas grandes y pequeñas; para desplazamientos laborales o vacacionales, para mudanzas, incluso para cambios de vida y aún así me sigo poniendo nerviosa. 
La llegada de las compañías aéreas de bajo costo han provocado que mi estrés aumente hasta niveles de ulcera gástrica y el placer implícito de un viaje se ha metamorfoseado en tortura, martirio, suplicio y tormento y no, ¡no te exagero! 
Todo aquel que haya tenido el placer de volar con Ryanair sabe perfectamente de lo que hablo, y todos aquellos que no, solo les puedo decir: ¡¡Menuda suerte habéis tenido!!, 
La primera experiencia con ellos fue tan traumática que pasó a encabezar mi ranking de pesadillas. Nunca he escrito sobre ella porque no he querido entrar en el juego de un impresentable directivo llamado Michael O’Leary cuyas técnicas publicitarias deben basarse en la frase: "que hablen de mi aunque sea para criticarme". Así que no perdamos el tiempo enumerando los sufrimientos que te hacen pasar desde el momento en que uno ilusionado le das al botón del ordenador y compras un billete que te hace saltar y bailar la danza de la victoria porque te ha salido tan, tan, barato... 
Je, je, ¡iluso! No sabes que justo en ese instante, ese dedito tuyo travieso ha abierto La Caja de Pandora y a partir de ahora, tu vida ¡nunca! escúchame bien, ¡jamás de los jamases!, volverá a ser la de antes. 
Yo he debido ser un bicho terrible en mi vida anterior porque mi chuchurrido karma, me lo está haciendo pagar volando en esta compañía una y otra vez así que, para que quede por escrito, en la próxima reencarnación me pido ser un fotón, lo que oyes, un fotón que he oído que estos pueden teletransportarse y ya andan realizando viajecitos entre La Palma y Tenerife; ¿LO HAS ENTENDIDO DESTINO?
Mañana vuelvo a Gran Canaria y llevo más de una semana temblando, porque a las tácticas de tortura de la susodicha empresa le sumamos una ristra de incidentes acumulados en nuestros aeropuertos. Fíjate que en lo que llevamos del mes de septiembre han tenido: despresurización de cabinas varias, aterrizajes de emergencia diversos, plagas de chinches, múltiples averías... ¡AAAARRRR! 
No, no sigo porque me están entrando unos sudores menopáusicos aderezados con tembleques incontrolables propios de una peli de terror, pero si eres aficionado a las emociones fuerte sírvete a gusto AQUÍ
Como me estaba poniendo realmente mala he atado en corto a la tacaña que habita en mi y he buscado un billete, que si bien me ha salido más caro, no hará que sufra un infarto, aunque con mi historial reciente en temas aéreos tendré que poner mil alarmas y cruzar los dedos para que no vuelva a perder el vuelo. 
Eah! ser malos que es más divertido

martes, 11 de septiembre de 2012

11S


Contemplo horizontes 
blanco y negro 
futuros caducados 
y te alejas de mi mente 
convertido ya en pasado.

Has prescrito 
en la memoria de los hombres
utilizado, consumido, 
remplazado. 

En tu nombre 
estandarte devengado
elixir de miedos,
paroxismo arrebatado.

Enterrados en el vientre
eternamente 
la memoria y el desgaste, 
pare olvidos 

...

Eah! ser malos que es mas divertido

viernes, 31 de agosto de 2012

Puedo prometer y Pometheus


Si se que soy propensa a tener amoríos transitorios con la vagancia el holgazaneo pero esta vez no ha sido así. Puedo prometer y prometo que no he estado tumbada zanganeando por ahí cebando michelines y viendo como los minutos se transforman en horas y estos se metamorfosean en días. No, no; en esta ocasión ha sido más bien como un aislamiento voluntario de la realidad irreal para poner al día mi psique con algo más que el cuchicheo 2.0 por el que últimamente paseaba que, aunque magnífico y divertido, me estaba despistando en demasía de obligaciones y actividades agolpadas en innumerables listas a la espera que mi cerebro les diera chance.
Así que puse manos a la obra cerré la ventana virtual; vale no del todo de cuando en cuando culichecheaba los Twist y los Faces en el teléfono; pero he comenzado a ponerme al día en ese repertorio desidioso de libros por leer, películas y series varias por visionar, música por escuchar, limpiezas por hacer, ropas por planchar, jardines por cuidar, confieso que estas últimas fueron realizadas de muy mala gana y algunas aún siguen en estado de abandono facultativo.
Con la música no ha habido problema me ha acompañado mientras realizaba las otras cosas pero en el caso de los libros fue empezar con el primer ejemplar y ser atacada por el “síndrome zampón” ese que te hace querer más y mas, con lo cual acapara tu tiempo y tu mente de forma tan sumamente placentera. 
Cuando me pude escapar tiré para el cine pero es aquí donde me he llevado un chasco monumental, porque, aunque he encontrado algunas excepciones curiosamente no hollywodenses dignas de entradas propias, la mayor parte de la cartelera me ha llevado a preguntarme: 
¿Que coño le está pasando a estos americanos?  
(Pido perdón si te parece soez mi vocabulario pero, no encuentro sinónimo que exprese lo mismo más que carajo y en el fondo viene a ser igual pero en versión masculina).
Siguiendo con el tema; tal vez se les ha derretido el cerebro, porque la mediocridad campa a sus anchas por esos lares. A los directores se les han acabado las buenas ideas, los guionistas o están alelados o han emigrado a un lugar muy, muy lejano, los productores engullen hojas de cálculos trasnochadas y los actores prestan su imagen a un juego que repite fórmulas que dieron suculentos beneficios otrora con secuelas, precuelas, remakes y absurdos que asesinan los sueños de aquella antigua fábrica. 
La verdad es que yo no pido mucho, no necesito que al salir de la oscuridad de la sala mi mente haya dado un salto en su nivel cognitivo y pase a tener una tertulia transcendental sobre lo divino y lo humano o que me transporte al país de Alicia , no es eso. Busco que me sorprendan y diviertan, que de cuando en cuando, se me escape alguna lágrima y ¿porque no? que en ocasiones me hagan plantearme temas para pensar, en definitiva busco sentir y no precisamente náuseas que ya bastante se me revuelven las tripas a la hora de desembolsar el precio de la entrada.
Así que cuando me decidí ver “Prometheus”, creí apostar a caballo ganador. Avalada por Ridley Scott creador de gemas cinematográficas como “Alien”, “Blade Runner” o “Gladiator” y con un reparto más que aceptable, debía, por lo menos, quitarme el mal sabor de boca que se me estaba quedando pero, tras enfrentarme a 125 minutos de repeticiones de: "gestaciones bicheriles, lombrices babosas que les gustan las oquedades del cuerpo humano, robot sabelotodo pierde cabeza, sustos manidos y sinsentido"; la película terminó siendo aparte de decepcionante otra piedra en la tumba de esta industria. 
Menos mal que me puede refugiar el algunas buenas series de TV para quitarme ese mono de innovación y calidad que tanto añoro en la gran pantalla y que en cuanto abro mi ventana 2.0 para encontrarme con vosotros hallo mucho combustible para poner en marcha mi imaginación y por supuesto...
...mis sueños.
Eah! ser malos que es más divetido

sábado, 18 de agosto de 2012

Agujetas en el culo, mala leche en la cabeza, tristeza en el corazón


¡Joer tengo agujetas en el culo!; ¡ups perdón!, tal vez quede más elegante llamarlo trasero, posadera, pandero o pompis. Y ya que nos ponemos tiquismiquis tendría que haber empezado diciendo algo así como: “¡Jolines tengo mialgia diferida en mis gluteos!” pero, ¿a quien voy a engañar?, yo soy un espécimen algo más vulgaris.  
La verdad es que lo llame como lo llama seguiré teniendo agujetas en el. 
El dolor no es fuerte pero si bastante molesto y lo peor, es que no viene emparejado con esa sensación de satisfacción que se siente tras realizar ejercicio, no, no; mis molestias dolorosas han llegado a mis gluteus maximus, medius y minimus, a través una vía menos tradicional y si algo más obvia a la naturaleza haragana de mi cuerpo. Lo mío es definitivamente culpa del “tumbing sofákero” tras el empacho de Juegos Olímpicos que me he pegado.
No se lo que me pasa pero cada cuatro años lo mismo y mira que siempre me digo: ¡Este año no, no voy ha caer!, pero, es comenzar la ceremonia de inauguración y ¡zas!, ya estoy sentada delante de la tele como si esta desprendiera algún tipo de sustancia psicotrópica que atontara mi cerebro y me obligaran a contemplarla como embrujada. Me convierto en una adicta, una auténtica drogadicta que todos los días al despertar necesita su chute. 
No lo entiendo, porque a mi si me gusta el deporte pero más para practicarlo que para observarlo y si tengo que ver algún evento deportivo no son muchos los agraciados con mi tiempo; pero durante este corto periodo me transformo y me lo trago todo, todo, si no, como se explica que viera los partidos de bádminton, ¡pero por favor si no jugué ni cuando pequeña al dichoso jueguito!
¡Y lo del tiro!, dónde me lo dejas, yo, que pertenezco a la liga antiviolencia en donde las armas son mis archienemigas, a las que no entiendo ni quiero entender. 
No me llevo bien con ellas, todavía recuerdo que por su culpa una vez un grupo de amantes de la cinegética casi me linchan a mi y al osado que me invitó a la cacería. ¡Exagerados! si solo intenté salvar unas pobres perdices de ser atacadas a traición tocando las palmas y gritándoles que huyeran... 
...Espera un momento, ahora que lo pienso, la verdad es que monté un guirigay a lo Greepeace que ni te cuento, ¡ays la juventud! 
Pues incluso con estos antecedentes he terminado animando los tiros del español para que con su último disparo consiguiera una medalla de caramelo. 
Creo que esto sin lugar a dudas es culpa de eso que llaman endorfinas, va a ser eso fijo y como las mías son tan sumamente vagas solo dejan notar sus efectos cuando hago “tumbing”. O tal vez sea que mi inconsciente prefiere atontarse totalmente a base de sobredosis deportiva para no tener que enfrentarse a deprimente realidad de cada verano en este país nos toca vivir y me aferro a cualquier droga que apacigüe la mala leche que se concentra en mi cabeza.Porque contemplar como año tras año al llegar el estio algunos capullos se dedican a quemar nuestros bosques y como otros capullos más grandes; que no han sido capaces de solucionar este viejo problema; se dedican a utilizar la desgracia de nuestra naturaleza y la de muchas gente que vive en y de ese entorno, para sacar rédito político me pone enferma. 
Esta situación consigue sacar a la superficie mi parte más agresiva esa que no tiene autocontrol y que se plantea una alianza con sus archienemigas para montar una zapastiesta digna de Michael Douglas en Un día de Furia. 
Así que ahora que han acabado los juegos olímpicos y vuelvo a ver la realidad, aquí estoy con agujetas en el culo, mala leche en la cabeza y una profunda tristeza en el corazón.
Eah! ser malos que es más divertido

lunes, 6 de agosto de 2012

Reencarnación.

Al despertar su corazón seguía cabalgando desbocado pero ya no estaba aquella maldita opresión que lo impulsaba hacia su boca para vomitarlo como en una mala digestión, el dolor había desaparecido. 
Se preguntó: ¿cuanto tiempo había permanecido inconsciente?; quiso hilvanar los últimos recuerdos pero solo consiguió pequeños flashes, imágenes inconexas que acudían a su memoria dejándole sonidos llenos de llantos, gritos y el cantar de las sirenas. 
En cambio, si recordaba nítidamente el sabor, aquel gusto que inundó su paladar; no llegaba a ser salado, tal vez agrio, avinagrado, ¿habría regurgitado al final el corazón?...
                 ...no, aún lo sentía palpitar en su pecho además, respiraba, tal vez de forma algo acelerada pero respiraba. 
Inhaló y exhaló intentando acompasar el ritmo, no lo consiguió pero a pesar de ello, se sintió bien, descansado, tranquilo, diría que incluso alegre.
Abrió los ojos, no veía con nitidez; las cosas que rodeaban eran extrañas y muy grandes, era como si él hubiera mermado o quizás las dimensiones de todo habían incrementado. Por primera vez se sintió distinto.
Desorientado se preguntó donde estaba, ¿una cama? si era una cama suave, acogedora y cómoda, quizás estuviera soñando. 
Giró su cuerpo con más agilidad que la que esperaba y sus ojos tropezaron con ella. Sobresaltado se quedó muy quieto y pudo observar su rostro. ¿Quien era aquella mujer que dormía a su lado? 
Tenía una cara hermosa, serena pero aún dormida, se podía ver un halo de tristeza maquillando sus facciones.
Sintió como un impulso incontrolable se apoderaba del, tenía que besarla. Sus movimientos la despertaron y cuando ella abrió los ojos y lo miró sintió vértigo. ¡Esos ojos!...
Le dijo: ¡Hola chiquitín! y el sonido de su voz estallo en sus oídos convirtiéndose en la guía que hizo encajar todas las piezas en su memoria dándole forma a sus recuerdos olvidados del momento, ese instante anterior a la inconsciencia.
Pudo verla, ella algo más joven, llorando y gritándole desesperada: “no me dejes, respira no me dejes por favor, me lo prometiste, no me dejes, ¡por favor no te vayas, ¡nooo!”. 
Luego los médicos; las descargas en su pecho; el dolor; el sabor y la nada, la nada que lo envolvió todo.  
Su ritmo cardiaco se aceleró y se sintió feliz, quiso decirle que había vuelto que estaba con ella, que no se había ido, que seguía a su lado tal y como le prometió, para siempre, pero al intentarlo el único sonido que se escuchó en la habitación fue el de unos agudos ladridos.
Eah! ser malos que es más divertido y en verano sienta mejor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails