lunes, 15 de septiembre de 2014

Actitud Guadiana



¡¡Uy uy uy, “Pordió”!! esto está así como algo abandonado y sucio, ¡no!, si al final van a tener razón aquellos que dicen que mi actitud Guadiana no es nada buena. Aparecer y desaparecer sin la constancia adecuada es ideal para aquellos que no me soportan, (“haberlos haylos” jeje) pero en esto de los blogs como que no, que aquí hay que ser perseverantes y concurrente; dejar la bitácora a su libre albedrío y que se exprese por si misma como que no es lo más adecuado.
En mi defensa, solo puedo alegar:
Primero: No quiero ser la típica pesada, cargante, latosa e insoportable que da el “coñazo” constantemente con entradas largas, aburridas y soporíferas que por descontado, no os vais a leer, así que ya ves lo generosa que soy, aquí no hay ataduras o compromiso yo, os doy espacio, jeje.
Y segundo: Mi blog es un reflejo de mi misma mismamente ósea, si en las realidades terrenales y corpóreas ajenas a la red soy una mujer sincera, franca, natural, comprensiva, tolerante, respetuosa con todos; que respeta las libertades generales del individuo y el colectivo; ( te habrás dado cuenta que no me quedan abuelos); ¡cómo voy a cambiar aquí!, no se hacerlo, no me sale.
¡Cómo impedir que se exprese libremente todo el mundo!, las pelusas por ejemplo, por qué no pueden realizar concentraciones reivindicativas de su presencia ¿eh?, eso de estar todo el día quitándolas, limpiándolas, escondiéndola, es tiranía. 
O, quién soy yo para prohibirle a esa parte menuda, casi etérea, desechable de tierra que vague libremente por los rincones e interactúe con los ácaros y demás objetos, ¡nadie, no soy nadie! además yo no nací para ser la déspota del plumero ¡no, no!
Y, qué me dices de las telarañas, por qué nos empeñamos en quitarlas de los rincones, ¿POR QUÉ?, Es que acaso ¿no son necesarias para el equilibrio “bicheril” del planeta eh?. 
Yo como buena ecologista, con carné y federada no puedo ir higienizándolas así como así ¡hombre no, eso, eso es crueldad!, una debe ser consecuente con sus actos...
Así que mi actitud Guadiana no es cuestión de abandono o dejadez,  tampoco apatía o abulia como muchos piensan, falta de inspiración quizás, pero eso es otro tema del que ahora no estamos hablando ¡no, no!. Lo mío es ser simplemente coherente con los principios que profeso aunque no te lo creas jeje....

Eah! ser malos sino, 
aquí estoy yo, para recordártelo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails