martes, 27 de marzo de 2012

Por un puñado de Kilos



Un silbido a lo Morricone quiebra el alba avisando que había llegado la hora. Como cada año por estas fechas tengo que enfrentarme con ella en un duelo mortal. Se que no hay vuelta atrás, la suerte está echada. 
Contemplo mi imagen en el espejo será la última vez que me vea así después; ¡ya no seré la misma! Compruebo cada detalle de mi armamento y recojo mi pelo. 
Estoy lista. 
Me encamino hacia el campo de honor elegido. No se ve un alma, (claro que a estas horas, ¡ni el perro!). Mis pasos musicados por el repiqueteo de las espuelas contra el suelo acompañan mi trayecto y lentamente me acerco. A las puertas me detengo, ahí está, mi adversaria, me espera. 
La miro y dudo... 
...me entran unas ganas de correr hacia la cama que ni te cuento pero me mantengo firme, agarrada a la pared claro, pero firme. 
Entonces me mira, ¡ay, estoy perdida!
Largamente, nos medimos las miradas. 
La de ella fría cómodo el acero, la mía... 
...¡asustaita perdida!.
Un escalofrío recorre mi espada, comprendo que el repiqueteo que musicaba mis pasos no eran mis espuelas, eran mis dientes castañeteando de miedo. Aspiro el poco valor que me queda y me acerco, ya no hay vuelta atrás. Compruebo mis cartucheras, ¡leñe este año son más grandes!. ¡Pongámosles fin a esto!
Coloco los cascos sobre mis orejas, cierro los ojos, le doy al play, comienzo el pedaleo. 
Entonces una risa macabra inunda mis sentidos y tiemblo, es ella que grita: 
¡Te voy a hacer sudar jajajajajaja! 

Eah! ser malos que es más divertido

lunes, 19 de marzo de 2012

Hoy

A ti porque hoy no puedo llamarte.

Hoy...
besos con tu nombre 
nacen muertos de mi boca
sedienta por llamarte.
Hoy... 
es uno de esos días 
en los que mis brazos 
guardaran abrazos 
mis manos, sus caricias.
Hoy...
echaré de menos sobretodo, 
tu voz tu sonrisa y te extrañaré, 
eternamente.
Hoy...
Tu ausencia se hace más presente
y la añoranza de llamarte 
volver a hablar contigo
es recurrente.
Hoy...
te hecho de menos 
como siempre.
Eah! ser malos que es mas divertido

jueves, 8 de marzo de 2012

Me gusta ser Mujer

Nunca he sido de las que ha deseado ser hombre, ni en sueños me he visto digamos con bigote, (aunque si lo pienso bien eso no una buena metáfora porque con la edad me están saliendo unas pelusillas que), me desvío. Decía que, no soy de las que envidia vuestra condición chicos porque, ¡que más da si seguís cobrando un salario superior al nuestro un 22%!, nosotras os ganamos en las tasas riesgo de pobreza y desempleo. 
Que los puestos de responsabilidad son vuestros, no importa, serenemos las que parimos los hijos de los presidentes y consejeros delegados, además por ello incluso nos dan unas largas, largas vacaciones.
Así y todo me gusta ser mujer sobre todo en esta parte del planeta; doy gracias a la genética por combinar mis cromosomas tan hábilmente que dieran como resultado ese par de brillantes XX, esto es lo más cerca del porno que estaré nunca. Se que a mis papis no le debió hacer mucha gracia que en lugar de su deseado macho llegara esta rubita angelical que a la larga les daría muchos dolores de cabeza y se tiñera, pero; ¡se siente!, es lo que tiene jugar a la lotería Mendeliliana.   
Yo la verdad estoy encantada que mi carnet de identidad marque la casilla hembra y que desde mi más tierna infancia al ser considerada como tal  en vez de la bici y los Scalextric que quería me regalaron muñecas y cocinillas, no me quejo; eso me sirvió para estar entrenada ahora cuando en el reparto doméstico, me toca una mayor cantidad de faena; si es que para algo tenían que servir aquello de jugar a las casitas, aunque si mal no recuerdo yo lo que hacía era construirlas como fuertes de vaqueros para amarrar mi caballo o garajes donde quería guardar mi moto.
A pesar de eso estoy muy contenta con mi condición femenina y de verdad que no me quejo. ¡Vale, vale!, lo hago solo un poquito, y en ocasiones muy concretas y contada como mis períodos premenstruales, aquí no puedo evitarlo y si, me quejo, me quejo. Es que aún, con los muchísimos años que tengo, sigo sin entender porque a la naturaleza les dio por agitarme las hormonas días antes de que mi cuerpo perdiera aceites esenciales. ¡No lo entiendo! y, la combinación en mi de hormonas revoloteadas e incomprensión dan como resultado una mala leche tan importante que me convierto en la novia de Chucky. 
Bueno reconozco que también suelo quejarme cuando me topo con esa diferente vara de medir histórica e implantada en el cerebro de la sociedad de forma ancestral y que no la quita ni el Fairy, en la que los hombres y sus actos tiene dimensiones completamente desiguales a las mujeres, aquí me podría extender y cabrear, pero como todos sabemos perfectamente a lo que me refiero no dejaré suelta a la muñeca diabólica que vive en mi.
La verdad es que me agrada ser mujer y como ves , no me quejo.
Eah! ser malos que es más divertido

Hoy es el día de la mujer así que:
¡Felicidades chicas!


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails