jueves, 11 de marzo de 2010

Pon un "EX" en tu vida.






¿Quien no tiene en su vida un divorciado?, sin distinción de sexo. En este campo tengo conocimientos similares a un doctorado y varios másters
Los “Ex” son expedientes X, la propia letra les imprime un carácter extraño, extravagante y misterioso. Son de difícil manejo, altamente inflamables y además no llevan libro de instrucciones...
Si partimos del origen, una separación es una circunstancia traumática a la que se enfrenta cualquier persona debido a que siempre lleva aparejado el fracaso de una relación y a esto le añadimos que siempre una de las partes se dedicará, sin riesgo a equivocarme, a incordiar a la otra, obtenemos los ingredientes idóneos para un cóctel cuyo resultado no es otro que una guerra. Fría, como la que hubo entre la antigua URSS y USA o un conflicto armado tipo 2ª Guerra Mundial, donde ambos bandos involucraran a todo bicho viviente de su entorno en el campo de batalla.
Comienza así un peregrinaje tormentoso que tienen que recorrer en muchas ocasiones sólos, pienso que deberían hacer su transito sólos, aunque apoyados, no se si me entiendes. Sin embargo arrastran a todos los que estamos a su alrededor, los cuales, asistimos a sufrimientos innecesarios producidos con nocturnidad y alevosía y donde siempre se pierde, siempre.
Ese camino se va pavimentando con pedacitos del alma que jamás se recuperan, con fragmentos de sentimientos perdidos incrustrados en reproches.
Hay “Ex” que recorren ese tortuosa vereda rápidamente y evolucionan a su nuevo destino, esos son unos afortunados, abandonan los baches y conectan con carreteras que los lanzan a nuevas vidas, con la experiencia acumulada en sus maletas. Pero otros se regodean en cada paso y se deleitan con sus heridas. Cada piedra del camino se convierte en arma arrojadiza contra el ser que fue su pareja, anclados al odio y la venganza, incapaces de evolucionar y siendo un lastre para el progreso de su entorno y exparejas que si quieren avanzar. Son estos los que se escudan, la mayoría de las veces en el “pobre de mi “ y no quieren comprender que por mucho que nos duela todo tiene un principio, un desarrollo y un fin, y cuando llega a su conclusión hay que saber levantarse y volver a comenzar, porque señoras y señores aquí no hay ganadores sólo evolución y los humanos estamos en continuo cambio.
Yo no me he divorciado, como ya dije, tengo suerte supongo, pero si he tenido aferrada a mi vida a una "EX". Me hubiese gustado haber tenido en una tipo "enrollada" pero no claro ,me tocó una tipo "garrapata" quien dedicó, y tal vez siga dedicando sus días a diseñar nuevas “armas de destrucción masiva”.
Llevo años acostándome cada noche sustituyendo el "Jesusito de mi vida..." por la súplica a San Antonio de un maromo que la elevara al séptimo cielo y en su estado de dicha no ejercitara una mente calenturienta destinada en exclusividad a torturar a mi amorcito y de paso a la que escribe.
Ahora con el paso de los años y la experiencia acumulada en este tipo de expedientes “EX”, puedo afirmar que no es campo exclusivo del sexo femenino también conozco algunos varones que dedican su tiempo a pensar como sembrar de minas los caminos que recorrerán sus antiguas compañeras.
De esta manera y si tenéis una vida monótona, sin angustias, os invito a poner en vuestras vidas un “EX”, que os garantizarán sobresaltos periódicos, cabreos monumentales y variados, actividad símica bajo vuestros pies y lo que es lo más aún si cabe; una vida interesantísima en la que el aburrimiento y el sopor no tendrán cabida. ¡Ah! pero primero es recomendable un chequeo médico para saber si tu corazón tendrá capacidad para soportarlo.
Bay! ser malos que es más divertido

4 comentarios:

  1. Los "ex garrapata" son unos inmaduros, unos faltos de inteligencia emocional a los que les resulta más sencillo proyectar su rabia en el otro, que mirar para adentro y preguntarse qué fue mal? qué puedo hacer para cambiarlo en la próxima ocasión?
    Y al final, se les escapa la vida pensando artimañas para hacer infeliz al otro, perdiendo su oportunidad de hacer por su propia felicidad...Triste!

    ResponderEliminar
  2. Ya he corregido fallo, gracias por venir

    ResponderEliminar
  3. Yo no puedo vivir sin ella

    ResponderEliminar

Tus palabras aportan vida a mi casa. Gracias por dedicarme tu tiempo
¡Ah! He liberado al Pato así que no te sientas obligado

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails