viernes, 16 de abril de 2010

Me gusta el cine Chino

Me gusta el cine chino, si lo se, soy rarita, que le vamos hacer. Hace años descubrí por casualidad una de sus películas y quede enganchada a él. Saboreo una forma diferente de contar historias, que sirven de alimento a mis sentidos. Sus colores, su estética, su plasticidad, su sensualidad, en fin que me gustan..
Esto implica encontrar cierta resistencia de mi chico cuando ante la cartelera descubro alguna del género. En ocasiones hasta le gustan, “Tigre y Dragón y La Casa de Las Dagas Voladoras” fueron un buen salvoconducto al que agarrarme.
Lo malo es que no suelo leer las críticas, no me preocupo de saber de que va la historia antes de entrar al cine, así que me arriesgo, soy una osada.
Fue de esta guisa como aterrice ante “Ciudad de Vida y Muerte”, se apagaron las luces y…
… a los 20 minutos de película yo seguía sin saber quien era chino y quien japonés, para mi que eran todos iguales.
...25 minutos y caigo en que los desarrapados que no llevan cascos son los chinos. Ah! Vale ya lo pillo.
...Casi a los 30 minutos me doy cuenta que hay un protagonista japonés “Kadukawua”, el chino acaba de morir tendré que centrarme en otro.
Lo peor, a los 36 ya he sido testigo de todo un catalogo de muerte. Ósea, que esta no es una de mis películas coloristas, no, esta se centra en un episodio histórico llamado “La Masacre de Nakin” donde el ejercito imperial japonés cometió tantas barbaridades que aún en la actualidad es motivo de tensiones entre los dos paises.
Es la presentación oficial a los occidentales de otro escenario de la 2ª Guerra Mundial donde se recrean las similitudes entre japoneses y sus aliados los nazis.
Escalofriante y tremendamente dura, su blanco y negro refuerza el dramatismo acentuando una fotografía magnífica. Vuelvo a tropezar con una manera distinta de contar historias, no se centra en el dolor, no se centra en la muerte, no se centra en el amor, no llega a centrarse en nada concreto y si embargo flota en ella el trauma, la tristeza y el desasosiego. Hace brotar en mi el miedo, miedo al comprobar como la crueldad puede sublimarse y además ser cotidiana, que cualquiera después de ser un niño adorable puede convertirse en un monstruo abominable, atroz y vivir con ello sin una conciencia que les abuchee el espíritu. Tal vez y sólo tal vez, porque en estas circunstacias los seres humanos entierran sus almas en lugares tan profundos que ya son incapaces de reflotarlas.
                                                         Eah! ser malos pero menos...

19 comentarios:

  1. hola es un placer leerte, me halagas demasiado, muchas gracias, buena tarde, besos

    ResponderEliminar
  2. !Hola querida amiga,me há encantado leerte sobre todo la reflexión que haces sobre el ser humano como podemos transformarnos,
    de sacar lo mejor de nosotros y tambien lo peor de nosotros.Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. Hola Don Vito, non te halago, halago tus poemas con los que disfruto mucho.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Amiga es un placer recibirte, si es verdad, el ser humano es capaz de lo mejor pero cuando nos ponemos también llegamos a ser los peores.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa...
    Pues ya somos dos raras. A mí también me encanta el cine chino.
    Hay una entrada por mi blog que habla precisamente de eso, y en concreto de una peli que a mí me encanta, 2046. Y la anterior, In the mood for love. Raras como ellas solas, pero ma-ra-vi-llo- sas.

    Aunque mi favorita es La Linterna Roja, la he visto cienes y cienes de veces...

    Sí, niña. Yo fui una de las que se tragó aquellos ciclos de la 2 dedicados al cine chino. La pena es que en mi ciudad solo hay cines de los comerciales, de palomitas y cocacola, así que me pierdo un montón de cosas interesantes.
    Benditos Emule, Ares y demás inventos piratas...

    Muchos, muchos besos. Y buen finde.

    ResponderEliminar
  6. Elena es fantástico encotrar a alguien a quien le gusteLa linterna Roja todo un clásico de la quinta generacion,con esa fotografía...
    2046 no la he visto pero ya me las ingeniaré con tu santo mulero, aunque yo soy más de torrent.
    Si sabia yo que no podía ser tan rara...
    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
  7. Elena he pasado por tu blog y si que la he visto, ya me parecía raro si es que son como un iman para mi.
    Además tu crítica es fantastica-

    ResponderEliminar
  8. Reconozco haber visto un par y si me gustaron tambien.... como no soy muy cenéfila, no recuerdo sus nombres....;-(

    un gran abrazo,
    bello domingo para ti!

    Ali

    ResponderEliminar
  9. Cine chino! mira vos, jamas se me hubiera ocurrido ver una porque cada vez que vi alguna escena siempre eran muy sanguinarias jajajaa!! prejuiciosa yo?? sí! pero ahora que lei tus impresiones por ahi, me detengo un momento. :D

    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Cuarentañera,

    No tenía ni idea de esta película. Así que me he ido a ver un trailer y crítica. Ganadora de la Concha de Oro y parece ser que no gusta en China la humanización del Japones y el Nazi. Película ¡dura!.

    Decía Aute eso de pienso que la vida es cine y los sueños cine son, o algo así.
    Vamos que eres una cinéfila empedernida y una campeona, que gracias por descubrirme tantas cosas interesantes cuando vengo a tu blog. Ah, y tu chico... ¡un santo varón!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  11. Carolina, alguna de las pelis son todo sensualidad y nada de sangre. No te recomiendo ninguna porque este género o lo amas o lo odias.

    ResponderEliminar
  12. Antonio mi niño, me vas a convertir en la "Sra Higgins" y la verdad es que mi chico si que lo es aunque yo prefiero un "quit pro quo".
    U bezazo.

    ResponderEliminar
  13. Sabes? a mi también me gusta el tuyo... por lo tanto.. compartiremos la lata... Besin

    ResponderEliminar
  14. Luis, un placer compartir contigo.
    Bezazos

    ResponderEliminar
  15. hola amiga, a mi también me hace tilín esto del cine oriental quiza porque ofrecen perpectivas mu diferentes a las que acostumbramos tener por occidente, a parte tb me pone el rollito de las artes marciales. El caso que yo tampoco soy de leer mucho las críticas y eso conlleva a tragarte de vez en cuando algún mojoncete que te cagas, pero weno también aveces suena la flauta como en el cuento del burro y descubres cosas sorprendentes. Aparte como no suelo coincidir demasiado con los comentarios de los expertos en cine, opto por hechar la lotería en esto de las carteleras, así es "más emocionante". A cuidarse compa.

    ResponderEliminar
  16. Hola Hoka, la verdad es que hay ocasiones en que esta construmbre nuestra de tirarnos a la piscina sin red nos hace que nos escoñemos, jajajaja, pero cuend está llena encontramos auténticos tesoros.
    Yo tamboco me fio mucho de los críticos.
    Un besito y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  17. Son los sorprendentes mensajes del cine japonés,, cuarentañera. Yo también soy una aficionada a esta clase de cine, y me rindo ante Kurosawa. Su última película, "Los sueños" fue una obra de arte.

    UN saludo

    ResponderEliminar
  18. Meg tienes toda la razón, "Sueños" fue eso arte...
    Un besito

    ResponderEliminar

Tus palabras aportan vida a mi casa. Gracias por dedicarme tu tiempo
¡Ah! He liberado al Pato así que no te sientas obligado

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails