La Alambrada


LA ALAMBRADA 

Siempre que paseaba por aquel lugar se imagina que habría más allá de esa alambrada, pero su cobardía no le permitía mas que fantasear con saltar al otro lado. 
Muchas tarde ideaba meticulosos planes de huída donde detallaba cada punto e incluso alguna ocasión llegó a meter en su mochila esa pequeña cizalla que que había comprado  y guardaba como un tesoro desde hace años.
Pero llegado el momento, el miedo se apoderaba de su cuerpo y se acobardaba.
Así que sólo sé permitía soñar con el mundo que habría al otro lado, ese mundo que la atraía como una polilla a su luz radiante pero al que temía enfrentarse… 
Algún día dejaría colgada la cobardía en el perchero y atravesaría la alambrada.
Pero... 
...hoy no, mejor mañana.

Comentarios

  1. Yo soy de la idea; de hacerlo hoy, como quien dice... " se dice y se hace".
    No dejo nada para despues; ya que si lo digo no lo haré...
    No peor trámite aquel que no se hace... en fin, solo es mi opinión.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero no todo el mundo tiene la valentía de actuar en el momento
      Un saludo y me alegra mucho leerte por aquí
      Un saludo

      Eliminar
  2. si algo he aprendido últimamente es que el tiempo es incierto, así que mejor hoy que mañana... escapa!
    un abrazo, y gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar
  3. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, decía mi abuelo.

    Gracias por visitarme, estimada amiga. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus palabras aportan vida a mi casa. Gracias por dedicarme tu tiempo
¡Ah! He liberado al Pato así que no te sientas obligado

Entradas populares de este blog

Alas Podridas

Una nueva vuelta al sol

The winter has arrived.